Llega el verano y a todos nos encanta disfrutar al aire libre, irnos a la playa o de paseo. Y es por esto que la nos exponemos mucho más tiempo a los rayos solares.

Es muy importante que en esta época tengamos que cuidar mucho la protección de nuestra piel.

Tenemos que prestar especial atención a las zonas más sensibles de nuestra piel, los lunares y las pecas.

 

Consejos para cuidar  los lunares y las pecas del sol

  1. Tenemos que utilizar una protección solar muy elevada para evitar que salgan. Los lunares suelen formarse entre los 10 y los 20 años.
  2. Si ya tenemos los lunares, es fundamental aplicar mínimo una protección de SPF50
  3. Evita exponerte al sol en las horas que los rayos dan con más fuerza, es decir, desde las 12  alas 16 horas del día.
  4. No te confíes en los días nublados. Recuerda que los rayos siempre afectan.
  5. Pasar un día en la playa es genial, pero no te olvides de la sombrilla.
  6. Te recomendamos que una vez a la semana te exfolies la piel para ayudar a la regeneración de la misma.
  7. Si estás tomando algún medicamento como antibióticos evita tomar el sol.
Dejar comentario